Michael Phelps, sobre su hijo: Boomer se está convirtiendo en una “animal de piscina”

El atleta olímpico más condecorado de todos los tiempos dice que su a hijo de dos años le encanta estar en el agua

Michael Phelps le ha dicho al Olympic Channel que no tienen intención de poner presión en sus hijos para que sigan sus pasos en la natación, pero admite que Boomer se está convirtiendo en un “animal de piscina”.

Phelps es el atleta Olímpico más condecorado de la historia, con 28 medallas en su haber.

Su hijo mayor ya da pistas de haber heredado los genes “anfibios” de su padre. Unas aventuras acuáticas bien documentadas en Instagram.

Ganador de 23 medallas de oro, el nadador americano ha estado disfrutando de la introducción de sus hijos a la piscina.

“Como padre, es divertido ver a Boomer tan relajado en el agua, pero también verle patalear” dijo Phelps en una entrevista exclusiva para Olympic Channel.

“Booms pasa tanto tiempo en el agua que se está convirtiendo en una pequeño animal de piscina, como lo era yo también.”

- Phelps, para Olympic Channel.

“Es increíble. Boomer está básicamente imitando el estilo mariposa, me pide que lo haga, y luego se sienta y enloquece cuando lo hago.” Agregó Phelps.

Sin Presión de los Padres

Phelps insiste en que él y su esposa, Nicole, no presionarán a Boomer de dos años o a Beckett de siete meses a continuar con su legado en la piscina.

El atleta de 33 años dijo: “Si él [Boomer] decide nadar es su decisión: Yo nunca, jamás, presionaré a ninguno de mis hijos para que hagan algo que no quieran hacer… Todo lo que quiero ver es a dos niños muy felices, y si podemos tener eso, es todo lo que importa.

Incluso Beckett, quien nació en febrero de este año, se ha sumado a la acción, aunque Phelps dice que ha sido un proceso más lento que con Boomer.

“A Beckett no le agrada tanto el agua fría como a su hermano por lo que lo hemos estado tomando un poco más despacio con él al momento de meterlo, pero una vez dentro realmente disfruta del agua, mientras que para mí es un placer poder tener a mi familia ahí.”

View this post on Instagram

It’s Friday!!! #fridayfunday #watersafer

A post shared by Michael Phelps (@m_phelps00) on

La relación entre la familia Phelps y el agua no termina en la piscina, debido a que el atleta olímpico es un embajador global para la campaña #EveryDropCounts de Colgate.

Preocupado por el medio ambiente, Phelps está disfrutando la oportunidad de enseñarle buenos hábitos a sus hijos.

Él dijo: “Esto es algo que Nicole y yo hemos estado haciendo durante mucho tiempo, pero ahora la importancia de transmitírselo a nuestros hijos es algo en lo que Nicole y yo creemos fervientemente…

“Especialmente por el agua, nosotros hemos sido realmente afortunados y casi hemos dado por sentado que tenemos la oportunidad de tener agua limpia, por lo que para nosotros ser capaces de difundir la importancia de… cerrar el grifo cuando te estás lavando los dientes, tratar de no tomar duchas de 30 o 20 minutos, sabes, todas esas pequeñas formas en las que puedes tener un impacto significativo para cambiar el mundo.”

Papá Avaricioso

Phelps admite que si fuera “avaricioso” y tuviese que elegir una carrera deportiva para sus hijos preferiría que fuese en el campo de golf antes que en la piscina.

Él dijo: “Si fuese un padre avaricioso y quisiera escoger un deporte para mi hijo, cualquiera de ellos, diría que me gustaría verlos en la tabla de clasificación de un Masters o en un Major de golf porque [Yo soy], como, un golfista apasionado por lo que para mí sería increíble.”

Últimas noticias

A pesar de que no tiene la intención de presionar a sus hijos, puede ser que sea Phelps quien sienta la presión muy pronto, cuando su hijo mayor note que no podrá animar a su padre en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Tras terminar su carrera por todo lo alto consiguiendo seis medallas en Río 2016, incluyendo cinco oros, Phelps siempre ha dicho que no estará tentado en regresar a la piscina para los Juegos venideros.

Pero podría tener problemas explicándoselo a Boomer.

“Supongo que estoy en el proceso de tratar de saber que le voy a decir cuando me pregunte por qué no estoy nadando en los próximos Juegos Olímpicos,” dijo Phelps.

“Creo que debería tener una respuesta preparada porque tengo el presentimiento que seguramente me hará esa pregunta”

Phelps dice que pudo haberse sentido atraído por la perspectiva de unos Juegos Olímpicos en casa, pero ese no será el caso hasta Los Ángeles 2028.

“Siempre dije que si alguna vez tuviese la oportunidad de nadar en mi país cuando aún estuviese en condiciones, lo haría,” dijo Phelps.

“Pero las Olimpíadas serán en los Estados Unidos cuando yo tenga 40 años, por lo que realmente no me vería haciendo en eso entonces.”

Añadió: “Estoy seguro que para ese momento también seré cuestionado por mi otro hijo, por lo que tendré que estar doblemente preparado para dar una respuesta.”

¿Disfrutaste de esta historia? ¡Compártela con tus amigos!