El COI intensificará sus labores de previsión de escenarios alternativos para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La salud y la seguridad, prioridades para la Comisión Ejecutiva del COI en la previsión de escenarios para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Los diferentes escenarios que son objeto de estudio incluyen la modificación de los planes operativos para la celebración de los Juegos el 24 de julio de 2020 y el aplazamiento de la fecha de inicio de los Juegos. El estudio de diferentes escenarios permitirá obtener una mejor perspectiva de la rápida evolución de la situación sanitaria en el mundo y en Japón, y servirá como base para la toma de la decisión más adecuada en interés de los atletas y demás personas implicadas.

Por un lado, se han constatado mejoras significativas en Japón, donde el público está recibiendo la llama Olímpica con entusiasmo. Esto podría reforzar la confianza del COI en los anfitriones japoneses, lo que permitiría que el COI pudiese —con una serie de restricciones de seguridad— organizar los Juegos Olímpicos en el país respetando el principio de protección de la salud de todas las personas implicadas.

Por otro lado, hay un aumento dramático del número de casos y de brotes de COVID-19 en países de diferentes continentes. Ante ello la Comisión Ejecutiva llegó a la conclusión de que el COI necesita dar el siguiente paso de su previsión de escenarios. 

Sería posible que un número de instalaciones fundamentales para los Juegos ya no estuviesen disponibles. Es extremadamente difícil gestionar los millones de noches reservadas en hoteles, y sería necesario adaptar el calendario deportivo internacional de al menos 33 deportes Olímpicos. Estos son solo algunos de los muchos retos que se presentan.

Por ello, además del estudio de diferentes escenarios, sería necesario el pleno compromiso y la cooperación del Comité Organizador de Tokio 2020 y de las autoridades japonesas, así como el de las Federaciones Internacionales (FI), los Comités Olímpicos Nacionales (CON). También se necesitaría el compromiso y la colaboración de los radiodifusores titulares de derechos (RHB) y de los asociados TOP como parte de su importante y constante apoyo al Movimiento Olímpico, además de la cooperación de todos los socios, proveedores y contratistas de los Juegos. Con este enfoque de compromiso compartido entre los socios Olímpicos, y a tenor del deterioro de la situación mundial, la Comisión Ejecutiva del COI ha emprendido hoy el siguiente paso de su previsión de escenarios.

En total coordinación y colaboración con el Comité Organizador de Tokio 2020, las autoridades japonesas y el Gobierno Metropolitano de Tokio, el COI emprenderá deliberaciones exhaustivas para completar la evaluación del rápido desarrollo de la situación sanitaria mundial y su impacto en los Juegos Olímpicos, incluyendo una hipótesis de aplazamiento. El COI confía en que dichas deliberaciones concluyan en las próximas cuatro semanas, y valora muy positivamente la solidaridad y la colaboración de los CON y FI en materia de apoyo a los atletas y adaptación de la planificación de los Juegos.

La Comisión Ejecutiva del COI destacó que una cancelación de los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 no resolvería ningún problema ni ayudaría a nadie, por lo que la cancelación no figura en sus planes.

Tras la reunión de la Comisión Ejecutiva, el presidente del COI, Thomas Bach, se dirigió a la comunidad mundial de atletas para explicarles el enfoque del COI.

En su carta a los atletas, Thomas Bach insistió en que la protección de la salud de todas las personas implicadas y la contribución a la contención del virus son principios fundamentales. «Las vidas humanas priman sobre todo, incluso sobre la celebración de los Juegos Olímpicos. El COI quiere ser parte de la solución. Por lo tanto, la protección de la salud de todas las personas implicadas y la contribución a la contención del virus son nuestros principios rectores. Espero (y os aseguro que estamos obrando para que así sea) que se cumpla el deseo de tantos atletas, CON y FI de los cinco continentes: que, al final de este oscuro túnel, cuyo derrotero desconocemos pero por el que avanzamos juntos, se encuentre la luz de la llama Olímpica».

¿Disfrutaste de esta historia? ¡Compártela con tus amigos!