Atletismo

Histórico día para el deporte peruano: podría haber abierto una actuación inédita en Juegos Panamericanos . 

A los ecos de la fiesta por la final de la Copa América y de la inolvidable ceremonia de apertura, los peruanos sumaron sus primeras medallas.

¡Y dos de ellas de oro!...! En la maratón!...Por primera vez en la historia de los Juegos Panamericanos, Perú aparecía a la cabeza del cuadro de preseas por países.

Los del Comité Organizador sabían que de no haber medallas era una fiesta sin música. Y tenía que haberla desde el principio.

Por eso estaban seguros de que sobre el tatami se levantarían castillos andinos. Que Hugo del Castillo y Marcela Castillo, sin ser parientes, se emparentarían con sus medallas de plata en el taekwondo.

Y que, en medio de este jolgorio podría producirse el nuevo desafío de Gladys Tejeda por las calles de Lima. Y que, ya con más cautela, Christian Pacheco podria ser también el rey del largo aliento entre los hombres. Una y otro con récords, además.

Horas después vendrían más alegrías con el squash puesto a dedo – con su todo su derecho- en el programa de los Juegos, para seguir festejando.

Todo se hizo realidad como ordenado por los dioses incas.

Hugo sólo fue superado por el estadounidense Alex Lee, la primera para Estados Unidos, y Marcela por el empuje de Paula Fragoso, que abrió la senda a México.

Lo de Tejeda fue otra historia: después de ganar el oro en Toronto 2015 fue descalificada al ser controlada positiva a la furosemida, un diurético prohibido. Ella negó la acusación.

Cuatro años después ha vuelto a pasar la meta con sus zancadas inalcanzables, ante una afición enloquecida, esta vez con su “venganza”