La Selección Española de fútbol en los Juegos Olímpicos: dos platas y un oro en 100 años de historia

Tokio 2020 será la 10ª participación de la selección española de fútbol en unos Juegos Olímpicos desde que lo hiciera por primera vez en 1920, donde por cierto, se hizo con la medalla de plata en su estreno olímpico. 

Por Laura Fernandez ·

La selección Olímpica española cuenta con dos platas, un oro y unas cuantas ausencias en su trayectoria en los juegos.

Este 2020 se cumplen cien años desde la primera participación de La Roja en las Olimpiadas de Amberes 1920, donde consiguieron hacerse con la medalla de plata. La siguiente medalla fue fruto de la mayor gesta del fútbol español, cuando la Quinta del Cobi ganó el oro en el Camp Nou, en los Juegos de Barcelona 92. Y en Sydney 2000, un grupo compuesto por futuros campeones del mundo, tuvo que conformarse con la plata tras caer ante Camerún en los penaltis.

En el verano de 2021, España participará en los Juegos Olímpicos de Tokio, tras haberse proclamado campeones de Europa en junio de 2019. Rememorar el éxito de Barcelona 1992, es el "sueño" a alcanzar en esta nueva cita olímpica. Pero antes, repasamos cómo ha sido la historia de La Roja en los Juegos.

Dani Olmo con España al ganar la Euro Sub-21 de 2019

El debut en los Juegos Olímpicos

La selección española se estrenó en los Juegos Olímpicos de Amberes 1920. Fue un 28 de agosto cuando comenzó a forjarse frente a Dinamarca la historia del equipo nacional de fútbol.

Fue un estreno brillante, pues el equipo dirigido por Francisco Bru conquistó inesperadamente la medalla de plata.

Era un equipo joven, aunque con mucho talento con jugadores como Ricardo Zamora de 20 años, Samitier (18), Sabino (23), Belauste (20) y los más veteranos como Mariano Arrate o Rafael Moreno Aranzadi - Pichichi - que no pasaban de los 27.

Para muchos era la primera vez que salían de España y por supuesto, la primera vez que jugaban un torneo internacional. Pues España fue uno de los últimos países europeos en incorporarse al fútbol internacional. Y por este motivo, para los seleccionados fue una verdadera fiesta.

Cuando se enfrentaron a Dinamarca, no sabían que era una de las favoritas del torneo, tras haber quedado subcampeona en 1908 y 1912, se enteraron después de derrotarla, y la celebración fue por todo lo alto.

Pero en el siguiente partido les toco enfrentarse a una potente y anfitriona Bélgica, que les gano por 3-1. Tocaba olvidarse del camino al oro, pero el formato de aquel entonces, el Sistema Bergvall, daba una segunda oportunidad. Los eliminados por los finalistas jugaban un torneo de consolación, jugándose el campeón la plata y el bronce con el derrotado en la final.

Entre juerga y juerga, vencieron a Suecia e Italia en partidos durísimos, hasta que, en el último partido, vencieron por 3-0 a Holanda consiguiendo así el único triunfo del fútbol español hasta la Eurocopa de 1964.

Ceremonia de inauguración en Amberes 1920

En el dique seco tras la plata

En París 1924 el equipo español pudo contar con jugadores clave de la olimpiada anterior como Zamora, Samitier y Vallana, pero fue eliminado por Italia en el primer partido.

En Amsterdam 1928, en el partido de desempate frente a Italia de la segunda eliminatoria, España sufrió la que todavía es la más abultada derrota de su historia (7-1).

Aquella fue la última presencia de la selección absoluta en unos Juegos Olímpicos, ya que en la siguiente edición (Los Ángeles '32) no hubo competición de fútbol y en Berlín 1936, España se encontraba en guerra. Ausentándose en las cinco siguientes ediciones.

La selección regresó a los Juegos en Mexico 68 y posteriormente estuvo presente en dos juegos más (76 y 80). Aunque tampoco lograron un gran éxito, siendo su mejor resultado el sexto puesto logrado en los Juegos celebrados en tierras aztecas

Polonia v España: final masculina de fútbol | Barcelona 1992

Un joven equipo español, lleno de futuras estrellas, venció a Polonia en un...

Barcelona 1992 y "La Quinta del Cobi"

En las Olimpiadas de Barcelona 1992 cambió todo para España. Entraba en vigor por primera vez la normativa Sub’23 (más 3 veteranos) y aquella sub-23 española consiguió uno de los mayores triunfos de la historia del fútbol español.

Cañizares, Mikel Lasa, Solozábal,Juan Manuel López, Billabona, Amavisca, Manjarín, Paqui, Toni Jiménez, Gabriel Vidal, Francisco Soler, Miguel Hernández, Berges, Pinilla, Pep Guardiola, Kiko Narváez, Toni Jiménez, Luis Enrique, Ferrer y Abelardo, conquistaron ante Polonia la única medalla de oro de la selección en unas olimpiadas. Fue una generación de grandes jugadores que llegaron muy lejos de manera individual y que fueron apodados "la quinta del Cobi" en honor a la mascota de los juegos.

Aquella final entre España y Polonia fue inolvidable. Después de disputar todos los partidos en Valencia, España se desplazaba por primera vez a Barcelona para jugar la gran final, y el Camp Nou respondió llenando el estadio con 95.000 almas entregadas a la selección.

Polonia había sorprendido a todos a lo largo del campeonato con una delantera letal formada por Kowalczyk y Juskowiak, siendo este último el máximo goleador del torneo con 7 goles.

El partido arrancó mal, los polacos se adelantaron en el marcador gracias a Kowalczyk. Luego Abelardo igualó el partido tras rematar un centro de Guardiola y entonces apareció Kiko, quien primero adelantó a la Selección (2-1), y a segundos del final evitó con otro gol la prórroga (3-2) y dio la medalla de oro a España.

Tuvieron que pasar 16 años para que España volviera a ser campeona, pero, de alguna manera, «La Quinta de Cobi» fue el germen de una nueva mentalidad que acabaría desatándose entre el 2008 y el 2012 con el «Tiki Taka».

Raúl González, uno de los llamados a liderar a España en Atlanta 1996

La plata que supo a oro

Tras el éxito de Barcelona llegó Atlanta '96, donde había grandes expectativas puestas en aquella Sub 23 integrada por entonces promesas y más tarde leyendas del fútbol español como: Raúl González, De la Peña, Mendieta, Aranzabal o De Pedro, pero se estrellaron en cuartos ante la subcampeona de aquella edición, una Selección Argentina que contaba con grandes jugadores como Diego Simeone y Gustavo (Piojo) López, ambos conocidos de sobra en España por militar en grandes clubes como el Atlético de Madrid y el Celta de Vigo.

Hubo que esperar cuatro años más para que España se hiciera con la segunda medalla de plata. Llegó a manos de otra generación de súper cracks, liderada por el seleccionador Iñaki Sáez e integrada por jugadores de la talla de Xavi Hernández, Puyol, Capdevila o Carlos Marchena, quienes, diez años después serían campeones del mundo con la absoluta.

El grupo de Sidney 2000 liderado por el seleccionador Iñaki Sáez llegaba a los Juegos Olímpicos tras haberse proclamado campeones del Mundo juveniles unos meses antes, había talento de sobra. Por lo tanto, la final ante aquella potentísima Camerún liderada por Samuel E’too y con jugadores de mucha experiencia en LaLiga como Geremi o Lauren, estuvo muy disputada. “La rojita” que llegó a rozar el oro al ponerse por delante en el marcador con los tantos de Xavi y Gabri, tuvo que conformarse con la plata tras caer en la tanda de penaltis.

La final de fútbol Sydney 2000: España y Camerún

La final de Sydney 2000 entre España y una potentísima Camerún liderada por...

La Selección en la actualidad

Tras la hazaña de Sidney 2000, el fútbol español se perdió dos citas consecutivas al no conseguir la clasificación para los Juegos de Atenas y Pekin; y la actuación de Londres 2012 no cumplió las expectativas.

Londres 2012 fue algo decepcionante para el fútbol español, pues era el equipo campeón de Europa de la categoría sub-21 y contaba en sus filas con tres campeones de Europa con la absoluta: Alba, Javi Martínez y Juan Mata.

Sin embargo, el batacazo fue tremendo. España perdió en la primera ronda y sin marcar un sólo gol en los tres encuentros disputados. Descalabro que no pudo compensarse en Río de Janeiro 2016 al no lograrse la calificación.

Ahora, todos los focos están puestos sobre el grupo que dirige Luis de la Fuente, una generación brillante que llegará a Tokio 2020 tras proclamarse campeona de Europa Sub-19 en 2015 y campeona de Europa Sub-21 en 2019. Es un grupo compuesto por las grandes promesas del fútbol español, como Jesús Vallejo, Mikel Oyarzabal o Dani Olmo; del cual se esperan grandes cosas en la siguiente cita olímpica, pues están capacitados para proclamarse campeones olímpicos.